El rayo y el reloj de San Mateo

por FRANCISCO LOPEZ SALAMANCA

Hace ya algún tiempo dediqué unos de mis artículos al viejo reloj de San Mateo, que en realidad no pertenecía a la Iglesia, a pesar de estás ubicado junto a la otra, en la fachada de la parroquia, sino al Ayuntamiento que era quien desde siglos atrás atendió a su manteni­miento y llegado el caso, a su sustitución.

Hasta las últimas obras que sufrió nuestro templo principal, sobre la esfera oxidada de aquel último reloj de San Mateo, sus manecillas marcaron impertérritas la misma hora durante décadas. Había fallecido de resultas de un rayo que fulminó su maquinaria una tarde de tormenta el día 3 de noviembre de 1927.

Y dicen las crónicas de aquella época, haciéndose eco de lo que recordaban los más viejos del lugar, que si la dé junio de 1924 fue una de las tempestades más terribles que había sufrido Lucena en toda su historia, la del 27, qué acabó con el reloj de la ciudad, no se quedó atrás en iras hecatómbi­cas -así califica el furor de los ele­mentos el anónimo redactor apa­recida en el número 5 del periódico local Caridad y Patriotismo de 20 de noviembre de 1927.

Y añade que si hubiera durado como la anterior dos horas, no hubiera quedado de Lucena piedra sobre piedra; (como se ve aquí estamos irremediablemente conde­nados a recordar cada año una o dos tormentas y a entretenemos en comparar cuál de ellas nos causa más pavor y más destrozos). Al parecer, a eso de las siete de la tarde de aquel 3 de noviembre, se oyeron unos truenos lejanos, mien­tras caían sobre Lucena ligeras gotas de lluvia; pero a las ocho menos diez minutos, se presentó con toda su furia la tormenta. El desconocido periodista nos ha legado una descripción de la mis­ma que no puedo dejar de trans­cribir. Dice que el fulgurante comienzo de la afortunadamente breve tempestad -duró unos quin­ce minutos- comenzó con una furiosa exhalación apagó el alum­brado eléctrico y numerosas chis­pas corrieron por diferentes luga­res de los cables; un trueno espan­toso, como si el mundo hubiese chocado con otro planeta, nos pro­dujo un desvanecimiento cerebral y dejó al pueblo sumido en la oscu­ridad más profunda siguió un fuer­te aguacero, y cuándo aún no nos habíamos repuesto de la impresión, una llamarada que parecía incendiar Lucena y, otro trueno aún más enorme que el anterior nos hizo pensar en el fin del mundo.

Afortunadamente no hubo des­gracias personales, salvo el pavor de la mayoría que, otra vez según el cronista, vivió el suceso presa de magnéticas convulsiones; pero el reloj de San Mateo quedó con par­te de su maquinaria maltrecha, hendido el puente que soportaba los elementos de su sonería o cam­panas. El rayo había impactado en el cuarto que lo albergaba, destro­zando el tejadillo y arrancando silla­res de cuajo.

Era un reloj con cuerda para ocho días, cuyas pesas eran tres enormes piedras pendientes de sogas de cáñamo. La armadura de hierro forjado, el rodaje de bronce y los piñones de acero pulido.

Al parecer daba puntualmente las horas y marcaba los cuartos con dos campanadas, estando eficaz­mente atendido por don Manuel Roldan Herrera e hijos.

El Ayuntamiento, presidido por don José Chacón Fernández de Córdoba, en sesión de 31 de agos­to de 1867 de la que daba fe el secretario don Francisco Grádit Gómez, había acordado su adqui­sición.

En su esfera aparecía el nombre del fabricante Zugasti e hijos, y debajo: Bilbao. A propósito: cuan­do hace pocas fechas en la herma­na ciudad de Cabra se descubría el reloj que luce en la fachada de sus casas consistoriales, los asistentes al acto vieron estupefactos que en la esfera del mismo se podía leer: Ángulo, y debajo, Lucena.

Me cuenta un amigo egabrense que hubo quiénes se sintieron molestos de que el nombre de nuestra ciudad pregonera la proce­dencia del reloj.

La palabra Lucena ha sido eli­minada de la esfera, pero que conste que ha sido fabricada aquí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s